La ciudad del Turia se está posicionando como una de las favoritas por muchos cruceristas para iniciar sus viajes en crucero por el mar Mediterráneo. El buen clima, la gastronomía, el ocio y la posibilidad de visitar cuatro países diferentes y conocer distintas ciudades a precios asequibles surcando el mar a bordo de un transatlántico de lujo, hacen que los cruceros desde Valencia estén de moda en este 2018

Otro verano más los viajes en cruceros por el mar Mediterráneo volvieron a batir récords, siendo nuevamente una de las modalidades de turismo que más gusta entre los viajeros de todo el mundo. En un año donde las cifras han experimentado un crecimiento más que notable en este ámbito, cabe destacar a uno de los puertos que se está situando a la vanguardia. Y es que los cruceros desde Valencia están de moda entre los cruceristas en este 2018 por su completa oferta de turismo, y ofrecer unos itinerarios donde los pasajeros podrán visitar cuatro países y varias ciudades como destino a precios asequibles a bordo de transatlánticos de lujo, con servicios exclusivos y entretenimiento las 24 horas. Para muchos es la manera más cómoda de viajar y conocer mundo al mismo tiempo que se disfruta de la experiencia.

Valencia, el punto de partida ideal

Así lo manifiestan las opiniones de miles de turistas, tanto españoles como extranjeros, que escogen Valencia para iniciar sus viajes en crucero por el Mediterráneo. El buen clima del Levante es uno de los principales motivos, algo que acompaña a la excelente gastronomía de una urbe cosmopolita y llena de historia como es la capital de la Comunidad Valencia.

En Valencia el visitante podrá conocer La Ciudad de las Artes, el Museo Oceanográfico o el Parque Natural de la Albufera entre otras múltiples posibilidades incluidas en las excursiones, para después disfrutar de una exquisita paella y una tarde de playa en la Malvarrosa gracias al magnífico clima mediterráneo. Una ciudad repleta de cultura, ocio y gastronomía que es considerada por muchos turistas como el punto de partida ideal para iniciar sus viajes en crucero, ya que desde Valencia se puede visitar hasta once destinos.

Cuatro países y once ciudades

Los itinerarios disponibles para los cruceros desde el puerto de Valencia son otro de los grandes atractivos para el viajero, no en vano se trata del quinto puerto con más tráfico de toda Europa. Una vez embarcados y surcando el Mediterráneo el crucero tendrá como destino, dependiendo del itinerario que se escoja, cuatro países distintos y hasta once ciudades en las que los cruceristas podrán disfrutar visitando los lugares más turísticos de cada una de ellas mediante excursiones organizadas, o con total libertad.

Tarragona, Barcelona, Málaga y Cádiz en España, Lisboa en Portugal, Marsella en Francia y Savona, Génova, Civitavecchia/Roma y La Spezia en Italia son los once destinos que el viajero podrá conocer. La fabulosa sensación de despertar cada día en una ciudad distinta, a bordo de un barco hecho para el disfrute, es uno de los motivos más señalados por quienes deciden repetir experiencia.

Un barco con vida

Otra de las experiencias para el crucerista es la enorme oferta existente en estas ciudades flotantes y el ambiente festivo que reina en alta mar. Unos barcos de primera clase con camarotes amplios y confortables, y unas estancias repletas de vida y actividades para toda la familia.

Restaurantes con opción de buffet libre, bares, discoteca, teatro, cine, espectáculos, tiendas, salones de masaje, spa y tratamientos de belleza, gimnasio, piscinas, pistas polideportivas… la lista de opciones que ofrecen los cruceros desde Valencia para quienes deciden embarcarse en ellos es simplemente abrumadora.

No cabe duda de que Valencia se ha convertido por méritos propios en el puerto de moda en este 2018 para los turistas, que lo escogen como su preferido para iniciar viajes en crucero. Todo apunta a que el próximo año la tendencia será todavía mayor, ya que desde las distintas instituciones se continúa trabajando para que Valencia sea un punto de partida más atrayente si cabe aún.